Home Invitadas ¿Cómo debe vestir la hermana de la novia?

¿Cómo debe vestir la hermana de la novia?

por Bodas e Invitadas

Tradicionalmente, la hermana de la novia no posee un papel ‘oficial’ en la boda, como sí sucede con la madrina, por lo que no existe un protocolo exclusivamente para ella. Sin embargo, se trata de una invitada muy especial que debe cuidar al máximo su estilismo para este día. Formará parte de numerosas fotografías que quedarán para siempre en el recuerdo familiar, por lo que es lógico querer verse radiante.

La clave reside en no intentar eclipsar a la novia. Sabemos que ese día los protagonistas son los novios y ningún invitado debería intentar destacar más que ellos, pero cuando se trata de alguien tan próximo a la pareja se hace más imprescindible si cabe. En consecuencia, siendo hermana de la novia, esta no es la mejor ocasión para elegir estampados recargados o llevar un look muy sexy. En lo que se refiere al color todo es válido con excepción del blanco. Esta norma podría romperse por deseo expreso de la novia, como hizo la duquesa de Cambridge con su hermana, Pippa Middleton. Por otra parte, conviene ponerse de acuerdo con la madrina y la madre de la novia para no coincidir en el color.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de MARIA POMBO (@mariapombo) el

Recurrir a prendas lisas, sin estampados, es una buena opción para la hermana de la novia. Si además evitamos mezclar más de uno o dos colores, se trata de una apuesta segura. En cualquier caso, si quieres llevar un vestido estampado no hay inconveniente, huyendo de los colores estridentes y eligiendo un estampado discreto (el animal print lo dejamos mejor para la boda de una prima lejana…).

Siguiendo la misma línea, se aconseja prudencia en los complementos, eligiendo joyas clásicas y discretas, así como evitando tocados extravagantes o de gran tamaño.

En lo que se refiere al largo, se aplica el mismo protocolo que a cualquier invitada de boda. Es decir, para bodas de día se aconsejan vestidos cortos -nunca más cortos que la altura de las rodillas-, mientras que para la noche se pueden llevar tanto vestidos largos y midi.

Una alternativa a los vestidos que funciona bien tanto de día como de noche, en función de los colores y tejidos escogidos, son los monos y trajes de chaqueta. Esta fue la elección de Lucía Pombo en la boda de su hermana, Marta.

En el peinado y el maquillaje conviene elegir aquello que mejor nos sienta, sin pasarse de originales y teniendo en cuenta la hora del día de la celebración.

Todos estos consejos deben, por supuesto, adaptarse al estilo propio. Para sentirse guapa es importante sentirse una misma, tanto la hermana de la novia como cualquier invitada.

Tal vez te interese...

Dejar un comentario