Home Bodas reales La boda de Andrea y Alberto en Vallesa de Mandor (Valencia).

La boda de Andrea y Alberto en Vallesa de Mandor (Valencia).

por Bodas e Invitadas
boda vallesa de mandor atelier de la flor

El día más feliz de su vida, en palabras de la novia, fue el 9 de agosto de 2019. Alberto y Andrea celebraron su boda en Vallesa de Mandor, un enclave espectacular situado en la localidad de Ribarroja del Turia, a pocos minutos de Valencia. Se conocieron trabajando en una tienda de telefonía en su etapa de estudiantes y, tras seis años de relación, él planeó una pedida de mano de ensueño: en Disneyland París con fuegos artificiales de fondo.

El lugar de la boda fue un flechazo, habían visto varias masías pero cuando vieron los paisajes de la Vallesa de Mandor lo tuvieron claro. Quedaron encantados con su elección: «Esther y Miguel Ángel fueron increíbles en el trato y en la preparación; no se les escapa ningún detalle«, nos cuenta Andrea.

Ella llevó un precioso vestido de novia de Pronovias. En cuanto al ramo, quiso llevar consigo a sus abuelos en un día tan importante e incorporó una fotografía, un pequeño detalle para un gran homenaje.

Tanto el ramo como toda la decoración floral estuvo a cargo de Atelier de la Flor. Una floristería en Valencia con gran experiencia en bodas y eventos con la que también quedaron muy satisfechos: «estábamos muy perdidos pero ellos nos enseñaron mil cosas. Conocen el sitio donde te casas perfectamente y te asesoran en base a ello, José decoró la boda de mis sueños fabricando el arco para la ceremonia que había imaginado en mi cabeza«.

Para el sonido e iluminación de la boda contaron con Alkilaudio. «Nos aconsejaron y consiguieron la mejor entrada al banquete posible con fuego frío«. A través de ellos conocieron a Samu Herrero, que fue la gran sorpresa de la noche para sus invitados con su saxófono. «Sin ellos no hubiera sido el día de nuestra vida«.

También para ambientar la fiesta contaron un fotomatón. Andrea es enfermera y el equipo de PimPamFotos, con Nora a la cabeza, preparó accesorios especiales como jeringas, estetoscopios, corazones…

Las fotografías de la boda fueron obra de Alba Escrivá: «transmite buen rollo allá donde va, nos entendió en todo momento«. Junto a ella, Patricio de PHC Videógrafo, se encargó de crear un videorecuerdo para toda la vida.

¡Enhorabuena, Alberto y Andrea!

Tal vez te interese...

Dejar un comentario